EAP El Coto

[click para empezar de nuevo]

Archivo para Blogs

Errores en las Guías Clínicas – Sin estetoscopio

Os recomiendo leer esta entrada del blog Sin Estetoscopio, una píldora sobre la aplicación juiciosa de la Medicina Basada en la Evidencia. Chapó.

“Este post surge a partir de un reciente estudio mencionado en un editorial en la revista Archives of Internal Medicine, revela algo que ya hemos venido discutiendo en nuestras charlas de guías clínicas y demuestra una de las partes fundamentales de la práctica basada en evidencias y que va en su definición desde que Sackett lo propuso: el uso consciente y juicioso de la mejor evidencia para aplicarse al paciente de forma individual junto con la experiencia del clínico”.

SIN ESTETOSCOPIO.

vía Errores en las Guías Clínicas.

Interné Mintin Poin (¡allí estaremos!)

Programa del Foro Internet Meeting Point (1 al 3 de Julio de 2010, en el Hotel Silken Ciudad de Gijón)

Y el viernes a las 19:00: Internet para la salud “Un remedio…?”

“La relación entre profesionales y usuarios del Sistema Nacional de Salud ha cambiado. El conocimiento médico ha dejado de estar encerrado en congresos, simposios, charlas, conferencias… Internet ha dado lugar a la aparición de nuevos canales de comunicación: la blogosfera sanitaria y las iniciativas de generación de opinión e intercambio de información en Internet es una necesidad real.” (Fernando Comas – pharmacoserías)

Juan Vega Villar (Neurobsesion)

Rafa Cofiño (Salud comunitaria)

Pablo Pérez Solís (EAP El Coto, sobre la iniciativa ‘gripeycalma’)

Modera: Fernando Comas (pharmacoserías)

Pedazo de blog

Neurobsesion es un blog elaborado por dos neurólogos del Hospital Universitario Central de Asturias (Sergio Calleja – que conocimos hace unos meses comentando una entrada – y Juan Vega Villar) desde 2008.

En principio, su objetivo era “colocar” las sesiones clínicas de su servicio, pero con el tiempo se ha convertido en un excelente blog con otros contenidos interesantísimos: casos clínicos, tutoriales de herramientas informáticas útiles (compartimos debilidad por dropbox y evernote), entradas sobre algunas “obsesiones” no profesionales.

Hace unos meses, su diseño cambió (mejoró) de manera radical (no en vano, en alguna de sus entradas se desenmascaran sutilmente como maqueros), y en ese sentido es uno de los blogs más cuidados (sino el más) que he visto.

En fin, un “pedazo” de blog desde Asturias.

I Congreso de la blogosfera sanitaria

Madrid, 14 de junio de 2010

Salón de actos Ernst Lluch. Instituto de Salud Carlos III.
Ministerio de Ciencia e Innovación.

El próximo 14 de junio se celebra en Madrid el Primer Congreso de la Blogosfera Sanitaria. El movimiento “bloguero” en habla hispana es muy activo, y constituye un medio de formación e influencia creciente hacia profesionales y población general.

Este Congreso “persigue poner en valor y reivindicar la blogosfera sanitaria como un centro generador de opinión y conocimiento organizado y clave en un sistema sanitario moderno. […] Además del debate de cada una de las mesas, el Congreso servirá también para compartir ideas, herramientas e iniciativas a través de un mercado de blogs e iniciativas web de acceso y participación libres”

En el comité organizador encontramos figuras clave en este movimiento, como Rafael Bravo, Fernando Comas y Enrique Gavilán.

La inscripción es gratuita, y será un encuentro muy interesante.

Tabaquismo

Tenemos un documento reciente publicado por la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía (NEUMOMADRID), la Sociedad Española de Neumología (SEPAR) y la SEMERGEN, sobre nuevas formas de uso de Terapia Sustitutiva con Nicotina (pdf), con pautas de manejo de esa terapia en distintas situaciones. Sobre la eficacia del tratamiento prolongado (24 semanas vs 8 semanas) con parches de nicotina, se ha publicado un ensayo clínico este mismo año en Annals of Internal Medicine.

No obstante, es justo también señalar la medicalización que afecta a las intervenciones para dejar de fumar. En ese sentido, en la revista on-line (de acceso libre) PLos Medicine también encontramos un artículo interesante, con unas conclusiones llamativas. Os remito al estupendo blog Docencia Rafaelena -seguidlo de cerca-, que hace referencia a este estudio. El blog de Rafael Bravo también se hace eco de ese artículo, y podemos encontrar una discusión interesante en los comentarios.

Más material: el libro 50 mitos del tabaco, publicado por el Gobierno de Aragón y la excelente entrada de otro de mis blogs favoritos, Rincón Docente de Medicina de Familia (¡viva Google Reader!): Los pies de foto: tabaco, no gracias.

¿Excesiva prevención? ¿Mala prevención?

Uno de los campos afectados por la medicalización y la incorporación de procedimientos de dudoso balance riesgo-beneficio es la prevención. La revista Atención Primaria ha publicado en su último número el artículo Procedimientos operativos y técnicos en la medicalización de la prevención (Felix Miguel García et al.).

“En este texto se trata de identificar y describir someramente los procedimientos que favorecen la medicalización de las actividades preventivas”. Es una sistematización de diversas estrategias utilizadas por diversos agente para justificar y promocionar intervenciones clínicas y preventivas con un fundamento científico insuficiente, o que incluso pueden producir perjuicios para la salud.
Probablemente el escepticismo (“sin llegar a la paranoia”) es un buen punto de partida para la prevención cuaternaria que intenta proteger al paciente de actividades innecesarias o excesivas del sistema sanitario.

Aten Primaria.2009;41(12):702–706
Procedimientos operativos y técnicos en la medicalizacion de la prevención.
Felix Miguel Garcia; Alejandro merino Senovilla; Ruperto Sanz Cantalapiedra, Alejandra García Ortiz; María José Montero Alonso y Jose Angel Maderuelo Fernandez.

Este artículo es una buena excusa para visitar el blog de las jornadas organizadas hace 11 meses por el Servicio de Salud Poblacional de la Dirección General de Salud Pública y Participación: Prevención ¿hacia donde vamos?. Este blog reune un buen volumen de material de gran calidad (empezando por las ponencias). Tenemos para entretenernos unas cuantas semanas, y mantenerlo como uno de nuestros “favoritos” para regresar de vez en cuando.

Es lo mismo… pero no es igual

La percepción de los efectos de una intervención (por ejemplo, un tratamiento farmacológico) varía según como se presenten los resultados. Si queremos magnificar el efecto, elegiremos la Reducción Relativa del Riesgo. Sin embargo, la Reducción Absoluta del Riesgo o el NNT (número necesario de pacientes a tratar para reducir un evento) se ajustarán más a la relevancia del efecto en la práctica cínica.

En un blog muy interesante llamado SIN ESTETOSCOPIO (evidencias y tecnología al servicio del clínico), donde se tratan frecuentemente aspectos relacionados con la Medicina Basada en Evidencias, explican bien este asunto:

Los médicos, los pacientes, los periodistas y los políticos, no entienden la bioestadística“. Así empieza el artículo del Dr. Gigerenzer, publicado recientemente en el Boletín de la O.M.S. Comienza con este llamado de atención para luego dar lugar a una pequeña discusión acerca de la manera de presentar e interpretar la información de los artículos médicos, y para invitar a que siempre se transmita la información de una manera transparente, usando términos absolutos en vez de relativos. De nuevo, estamos hablando de matices en la información médica.

El ejemplo que usa para explicar la diferencia entre riesgo absoluto y riesgo relativo es claro: en 1995, salió una advertencia de que una nueva píldora anticonceptiva aumentaba el riesgo de trombosis al doble, es decir, aumentaba el riesgo en un 100%. Esto impacta a cualquiera. La otra manera de decir lo mismo: los estudios mostraban que de cada 7000 mujeres que tomaban el anticonceptivo viejo, 1 tendría trombosis, mientras que con el anticonceptivo nuevo serían 2 mujeres. El aumento en el riesgo relativo es el 100%, el aumento del riesgo absoluto era 1/7000.

Lo mismo pasa con las tasas de supervivencia a 5 años contra las tasas de mortalidad. El Dr. Gigerenzer lo ilustra así: “imaginemos 2 grupos de hombres, en los que todos mueren a los 70 años por cáncer de próstata. Los hombres del primer grupo no fueron tamizados con antígeno prostático específico (APS), y su cáncer fue detectado por los síntomas a la edad de 67 años. En este grupo, la tasa de supervivencia a los 5 años sería 0%. En el segundo grupo, quienes sí fueron tamizados, el cáncer se les detectó a los 60 años, entonces, su sobrevida a 5 años fue del 100%“. Es fácil ver las diferencias. Las tasas de sobrevida de ambos grupos son muy distintas, sin embargo, a final de cuentas, todos murieron a la misma edad.

La invitación final es 1) a reconocer que existe confusión acerca de los datos estadísticos en medicina, en ocasiones por no transmitir la información de manera transparente, y 2) a financiar programas de transparencia en revistas científicas, panfletos de salud e interacciones médico-paciente.

Estamos totalmente de acuerdo.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa