EAP El Coto

[click para empezar de nuevo]

Archivo para Mujer

Suplementos en embarazadas: Controversias, evidencias y recomendaciones

Una revisión a partir de: IT del Sistema Nacional de Salud. Volumen 34, Nº 4/2010. López Rodríguez MJ. Sánchez Méndez JI. Sánchez Martínez MC. Calderay Domínguez M

¿Hay recomendaciones en la prevención de cánceres de ovario o endometrio?

La Consejería de Sanidad de Asturias ha iniciado una campaña de información a las mujeres sobre la prevención del cáncer de cérvix con las siguientes recomendaciones:

1.”Pruebas de detección precoz a todas las mujeres residentes en Asturias con edades comprendidas entre 25 y 65 años que son, o han sido, sexualmente activas y que tienen cuello uterino.

2. Las mujeres menores de 25 años que mantienen relaciones sexuales desde hace más de tres años y las mujeres mayores de 65 años que nunca han  realizado una citología cervical, también se incluyen en la población diana.

3. No se recomienda la realización de pruebas de detección precoz de cáncer de cuello de útero a mujeres que no tienen relaciones sexuales ni a aquellas que se han sometido a una histerectomía total por patología benigna”.

¿Debemos aprovechar este contacto de las pacientes para realizar otras actividades preventivas en el ámbito ginecológico? ¿Hay actualmente recomendaciones en la  prevención de otro tipo de cánceres ginecológicos como el de ovario o endometrio?

La US Preventive Services Task Force (USPSTF) encontró evidencia sobre el cribado  en cáncer de ovario, sin embargo, la misma USPSTF encontró que la detección temprana tendría un mínimo efecto, en el mejor de los casos, sobre la mortalidad por cáncer de ovario. Debido a la baja prevalencia de cáncer de ovario y a la naturaleza invasiva de las pruebas de diagnóstico, después de un cribado con prueba de detección positiva, hace pensar que, también con evidencias razonables, las pruebas de detección podrían dar lugar a daños potenciales importantes. La USPSTF concluyó que estos daños pueden ser mayores que los beneficios potenciales.

La misma recomendación hace el PAPPS

El valor predictivo positivo (VPP) de una prueba de detección positiva por cribado sería más favorable para las mujeres en mayor riesgo. Por ejemplo, cerca del 1,6 por ciento en una mujer de 35 años de edad, sin antecedentes familiares de cáncer de ovario y cerca de 5 por ciento cuando hay un antecedente familiar o del 7 por ciento con dos familiares con cáncer de ovario.

Pero aún así, en estas mujeres con antecedentes tampoco se ha demostrado que la detección precoz del cáncer de ovario aumente su supervivencia. En todo caso, el PAPPS y la mayoría de los autores proponen para este grupo un cribado con estrategias combinadas de exploración pélvica, CA-125 y ecografía transvaginal, con una periodicidad recomendada anual.

En cuanto al cáncer de endometrio la recomendación es realizar consejo apropiado a las mujeres posmenopáusicas para que consulten ante cualquier sangrado vaginal, ya que ninguna prueba de cribado del cáncer de endometrio ha demostrado ser eficaz en ECA para disminuir la incidencia o la mortalidad de la enfermedad en mujeres asintomáticas de la población general. La medición del grosor endometrial por ultrasonografía transvaginal tiene una sensibilidad aceptable pero su especificidad es baja, lo que determina un número elevado de biopsias endometriales innecesarias, con sus riesgos asociados. (PAPPS)

La prevención del cáncer de mama: Cómo reducir el riesgo

El pasado mes de marzo se celebró en Avilés La  Conferencia Internacional sobre: “Determinantes ambientales y laborales del cáncer: Intervenciones para la prevención primaria”.OMS  que, utilizando los datos científicos sobre los riesgos ambientales y laborales relacionados con el cáncer, pretende fomentar la sensibilización y promover intervenciones ambientales y laborales en apoyo a unas medidas de prevención primaria más enérgicas.

Hemos abordado en el blog hace unas semanas el screening del cancer de mama,  el más prevalente en la mujer, y sus controversias. Pero su prevención  se inicia con los hábitos saludables.

¿Crees que los profesionales estamos haciendo o informando sobre todo aquello que las mujeres pueden hacer para prevenir el cáncer de mama?.

Mayo Clinic  propone informar a la mujer sobre los factores susceptibles de controlar: alcohol, peso, actividad física, lactancia, THS, dieta o contaminación ambiental. Lee el resto de esta entrada »

Beneficio de las mamografías a debate

En The Forum at Harvard School of Public health y en la página del U.S. Department of Health and Human Services se comentan los resultados de un estudio sobre el beneficio de las mamografías de screening.

En la edición del 23 de septiembre de la New England Journal of Medicine fue publicado el estudio “Efecto de la mamografía de cribado en la mortalidad por cáncer de mama en Noruega”.

Utilizando los datos de un registro noruego, determinan las tendencias seculares, para evaluar el efecto del cribado en la mortalidad por cáncer de mama. Se siguieron a 40,075 mujeres noruegas durante una media de 2.2 años. Los investigadores compararon las tasas de mortalidad por cáncer de mama entre cuatro grupos: dos grupos que vivían en condados con o sin pruebas de detección del cáncer de mama desde 1996 a 2005 y dos grupos que vivían en los mismos condados antes de la disponibilidad de la prueba, entre 1986 y 1995.

La diferencia en la reducción de la mortalidad, entre los grupos actuales e históricos, que podrían atribuirse a la mamografía sólo fue de 2,4 muertes por cada 100.000 personas-año, es decir, un tercio de la reducción total, que fue de 7,2 muertes por cada 100.000 personas-año.

Los investigadores concluyen que la mamografía de cribado se asoció con una reducción en la tasa de mortalidad por cáncer de mama, pero la disminución sólo representaba alrededor de un tercio de la reducción total. Los otros dos tercios se deben probablemente a factores tales como mayor conocimiento del cáncer, mejoras en la terapia y el uso de herramientas de diagnóstico más sensibles.

“A las mujeres se les debe informar de que el beneficio es menor de lo esperado, además se deben sopesar las ventajas y desventajas de la prueba, como el diagnóstico excesivo, los falsos negativos y positivos, y la angustia psicológica”, opina la Dra. Mette Kalager, primera firmante del estudio.

El debate en torno al valor de las pruebas de detección de rutina ha sido avivado a raíz de este estudio.

La American Cancer Society, el American College of Radiology (ACR), la Society of Breast Imaging y la American Society of Breast Disease siguen recomendando las mamografías a partir de los 40 años, siempre que la mujer goce de buena salud. Por el contrario  el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE.UU. (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda a las mujeres, en las nuevas  directrices de noviembre de 2010, empezar a hacerse las mamografías a los 50 años de edad y no a los 40, y hacerse esas pruebas cada año alterno y no anualmente.

Nuestro Programa Autonómico de screening de mama recomienda a las mujeres de entre 50 y 69 años, deben hacerse mamografías de detección cada 2 años.

Bicho raro y búsqueda rápida

Ayer me llega el resultado de un cultivo de exudado vaginal, solicitado para estudiar síntomas de vaginitis con leucorrea, con este bicho: Weeksella virosa. No había otros patógenos.

Como no tenía el gusto de conocerlo, me hice tres preguntas: 1) ¿qué tipo de bicho es? 2) ¿es patógeno o podría considerarse flora saprofita? 3) ¿como se trata en el caso de que sea necesario? Y con esas respuestas, surgirían otras preguntas…

A ello:

1) Búsqueda general por Google a ver que pasa. Un documento de la Asociación Española de Farmacéuticos Analistas (el papel de la Weesella virosa como patógeno genital no está claro)  y una tesis doctoral de la Universidad Complutense comparando la etiología de ETS en humanos y animales domésticos, donde aparece como posible causa de ETS con vaginitis-leucorrea. Curioso. Por cierto, es una bacteria gram negativa.

2) Trip Answers y Trip Database, a ver si alguien lo ha preguntado antes. Nada.

3) Este tipo de consulta tan concreta y sin un manejo “estandarizado” seguramente irá mejor en Pubmed. Hago una búsqueda “en bruto” (pongo la palabreja y le doy a “Search”), limitándola a artículos sobre humanos y, al menos, con abstract: 4 publicaciones, de las que me quedo con 3.

Conclusión:

a) Se trata de un bacilo gram negativo, que se suele encontrar en tracto genital femenino, cuya capacidad como patógeno no está clara.

b) Es poco frecuente. En un estudio de 707 muestras genitales realizado en España, aparecía en 3 de éstas, y 2 tenían vaginitis y leucorrea. Otro estudio realizado en mujeres asintomáticas, mujeres con de infección vaginal y mujeres en un “Remand centre” algo así como un centro prisión preventiva (los autores lo relacionan con una mayor probabilidad de ETS), mostró una incidencia de un 2% en los dos primeros grupos y del 15% en el tercero, sugiriendo que la Weeksella se transmitiría vía sexual.

c) Suele ser sensible a quinolonas y betalactámicos.

d) Ahora a citar a la paciente, completar la anamnesis y tomar decisiones.

Se admiten comentarios.


Osteoporosis

El Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra publicó en su último número de 2009, un interesante monográfico sobre los bifosfonatos.

Bajo el título: “Problemas óseos asociados al uso de bisfosfonatos: ¿evitan o producen fracturas? (pdf), el documento realiza una revisión de los principales ensayos clínicos disponibles y estudios observacionales publicados en Medline desde 1995, y series de casos sobre fracturas atípicas asociadas al uso de estos fármacos.

La revisión es muy completa, y realiza una crítica a los bifosfonatos, especialmente a su eficacia largo plazo y en la fractura de cadera.

Siguiendo con la osteoporosis, Lee el resto de esta entrada »

II Encuesta de Salud: Maltrato en Asturias

En este documento breve (pdf) nos acercamos al conocimiento de problema del maltrato en Asturias a través de los datos que nos aporta la II Encuesta de Salud para Asturias del año 2008.
Considerando el maltrato como la violencia o abuso físico o psicológico, un 5% de la población refiere haberlo recibido en alguna ocasión y un 2,3% lo ha sufrido durante un período prolongado (más de 5 años).
Las mujeres manifiestan con mayor frecuencia haberlo padecido (un 7,3% de ellas frente a un 2,5% de los hombres). El maltrato prolongado (más de 5 años) ha sido considerablemente más frecuente en mujeres que en hombres.
En relación al lugar dónde la víctima recibió el maltrato, éste ha sido mucho más frecuente en el hogar (violencia doméstica), seguido del trabajo, la calle u lugares de ocio.
Las consecuencias más frecuentes del maltrato son alteraciones psíquicas y también del comportamiento emocional. Las más mencionadas son angustia, tristeza, malestar general, ganas de llorar e irritabilidad.