EAP El Coto

[click para empezar de nuevo]

Cómo se prueban los tratamientos

Nuestro farmacéutico de Área nos ha enviado al correo, hace unos días, un interesante libro que nos gustaría compartir:

COMO SE PRUEBAN LOS TRATAMIENTOS

Una mejor investigación para una mejor atención de salud

Autores: Imogen Evans, Hazel Thornton e Iain Chalmers

Organización Panamericana de la Salud

Nick Ross, Presentador de televisión y radio y periodista dice de este trabajo que es importante para cualquier persona. Comenta que a menudo se ve a los pacientes como receptores pasivos de la atención de salud y no como actores en ella. Si no exigimos todos que los tratamientos se sometan a pruebas rigurosas, recibiremos tratamientos inútiles y a veces peligrosos junto con lo que realmente funciona.

Pero este documento también es importante para los profesionales sanitarios; pues sus postulados sin duda nos serán útiles, porque si los médicos somos incapaces de juzgar las pruebas que aporta la ciencia, en una sociedad cada vez más informada, los consejos del médico nunca serán lo suficientemente aceptados. Solicitaran seguridad sobre las consecuencias de nuestras intervenciones; cuando solo podemos ofrecerles reducir el margen de incertidumbre.

De ahí la obsesión de Iain Chalmers sobre que las decisiones en materia sanitaria deben sustentarse en datos probatorios imparciales derivados de investigaciones pertinentes, y en particular en los resultados de las revisiones sistemáticas de ensayos clínicos comparativos. Este trabajo contribuye a una mejor comprensión de cómo los tratamientos pueden y deben probarse de manera imparcial, que la investigación en este ámbito tenga bases sólidas y que esté diseñada con el objetivo de responder las preguntas que les importan a los pacientes y a los profesionales de la salud a quienes se recurre en busca de ayuda.

Es un libro publicado, en su edición inglesa,  en 2006 pero que trata temas cada día más actuales:

” Es nuevo pero no es mejor… o incluso resulta peor

Se usa pero no se ha probado adecuadamente

 Conceptos básicos sobre las pruebas imparciales de los tratamientos…”

Y que con multitud de anécdotas a modo de ejemplos nos anima a fundar nuestra práctica en investigaciones pertinentes e imparciales

Una muestra de esos ejemplos:

¿EL CAZADOR CAZADO?

En un artículo jocoso para un número navideño del British Medical Journal, dos investigadores crearon una empresa ficticia, que bien podría haberse llamado “La Cualquiera, S.A.”, para ofrecer toda una gama de servicios a quienes patrocinan investigaciones. Una breve cita:

“Podemos garantizarles resultados positivos a los fabricantes de medicamentos y dispositivos marrulleros que busquen ampliar su participación en el mercado; a las asociaciones de profesionales de la salud interesadas en aumentar la demanda de sus servicios diagnósticos y terapéuticos innecesarios; y a los departamentos de salud locales y nacionales que deseen instituir políticas sanitarias irracionales y autocomplacientes.

[…] También les aseguramos el éxito a los tramposos medicamentos de imitación. […] Siempre que su medicamento de imitación no sea mucho peor que un sorbo de agua tridestilada, [nuestro equipo de Protocolos ImíTalo] puede garantizarle que su prueba será positiva.”

Para su sorpresa, los autores recibieron algunas llamadas, aparentemente serias, para preguntar sobre los magníficos servicios de “La Cualquiera”.

Sackett DL, Oxman AD. HARLOT plc: an amalgamation of the world’s two oldest professions. British Medical Journal 2003;327:1442-5.

 

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: